martes, 11 de enero de 2011

César Míllán EL ENCANTADOR DE PERROS





No puedo dejar pasar por alto el hablar de este programa de televisión , que como pocos hace algo por ayudar a los demás. Siento una gran gratitud hacia César Millán y sus enseñanzas ya que en mi caso tengo perros.

Pero no sólo el hecho de poseer un perro es lo que me hace valorar el programa.Valoro cada actuación y opinión de César, es un hombre transparente que convierte su pensamiento en acción de una forma directa. Todo lo que hace o dice es fuente de positividad y esperanza.

César Millán es de esas personas a las que admirar. Con apariencia sencilla ,humilde pero segura de sí mismo , nos induce a creer que no se debe abandonar y confiar en que las cosas pueden mejorar empezando por uno mismo.

Se hace llamar el encantador de perros, pero evidentemente lleva a un psicólogo y gurú dentro. La fusión de observación , análisis y diágnostico mezclada con determinación , fuerza interior y coherencia , hacen de este ser humano alguien extraordinario.

Alguien que ayuda a que la vida de los demás sea más armónica y equilibrada es alguien a quien considerar y mucho. César analiza a las personas y atribuye las causas del problema a las reacciones que tienen los perros con sus amos, como si el perro hiciese efecto espejo del amo.

Trabaja desde la emoción de los sentimientos y la energía que emitimos hacia los demás de modo incosnciente. En la mayoría de los casos los probemas que César resuelve se centran en obsesiones y bucles psicológicos en los cuales entran los perros ; estos se forman a partir de que la comunicación entre ambos (amo-perro) no es la adecuada. Y es que nosotros nos empeñamos en ver al perro como a un humano al cual colmar de afectos: hablamos con el como si fuese nuestro bebé , le cogemos en brazos , jugamos , le damos premios en forma de comida ,etc. Con todo este tipo de señales: lenguaje corporal y verbal , el perro saca su propia lectura y lo interpreta como debilidad por nuestra parte aprovechándose de ello para establecerse como el lider de la manada.

¡Por Dios!, los líderes somos nosotros , dice César una y otra vez , pero como si se tratase de una barita mágica ,el encantador media entre ambos para que el canal de comunicación se abra y el rango de jerarquía quede bien identificado, el líder o líderes son los amos y el perro es y debe ser el último en dicha jerarquía.

Lo que más me entusiasma de la didáctica de César, es la ferviente creencia en que toda conducta no deseable puede ser modificada .Y que todo hábito puede ser reconducido hacia el punto de origen que lo creó. La modificación de la conducta responde a una serie de condicionamientos y de reforzadores que van edificando el carácter del perro.

Y yo, como estudiosa del aprendizaje y la educación me uno a esa visón vehemente del cambio y digo:

" Si quieres cambiar puedes hacerlo , practica lo opuesto a lo que vienes haciendo y lo conseguirás".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

http://senderismoconmiperro.com/

Anónimo dijo...

muy buen artículo!

Anónimo dijo...

Excelente!!! Cesar es eso y mucho mas!!! felicitaciones por el articulo!!

patricia dijo...

Adoro a Cesar y lo admiro muchisimo por su excelente labor y por ser un ser humano tan maravilloso...Lleno de sentimientos y bondad.

Publicar un comentario